Quitar papel pintado - Blog Pinturas Noroeste - Pintores Madrid

Quitar papel pintado, toda una aventura…

En ocasiones quitar papel pintado de las paredes de un piso puede ser toda una aventura. Ya os hemos hablado en alguna ocasión que el papel pintado no se marchó del todo de nuestras vidas. Sigue siendo un recurso decorativo bastante importante. También es fácil encontrarnos con pisos de segunda mano en los que el papel pintado de los años 60 del siglo veinte siguen estando presentes. En cualquier caso para quitar papel pintado podemos seguir varios métodos, hoy os hablamos de algunos de ellos.

Trabajos de pintura en Madrid

Para la zona de Madrid en Pinturas Noroeste te ofrecemos trabajos de pintura y decoración. Profesionales de confianza que dominan todas las técnicas existentes. Ellos darán con la mejor para tu caso concreto. Te guiarán en el camino de conseguir que las paredes de tu hogar luzcan como nunca antes. ¿Para qué perder fuerzas y tiempo en algo que no dominas? Esa es la mejor razón para contar con nuestros pintores en Madrid. Pero si quieres probar tú mismo, sigue leyendo esta entrada en la que aprenderás algunos métodos para quitar papel pintado.

Quitar papel pintado de nuestras paredes

Nada mejor que volver a pintar nuestras paredes para cambiar por completo nuestra vivienda. Ya sabemos que tenemos que preparar las paredes y arreglar agujeros si los tienen. Otro de los impedimentos que podemos encontrarnos en esa tarea es la existencia de papel pintado. Bien podemos decidir si merece la pena conservarlo en algún lugar. Ya sea por su buen estado o porque queremos seguir las tendencias. La otra opción es quitar el papel pintado, para ello debemos saber que cuanto más tiempo haya estado en las paredes más complicado o trabajosos será quitarlo. Vamos a ver algunas formas de quitar papel pintado y lo que necesitamos.

Usando el temple

Lo primero que necesitamos para quitar el papel pintado de las paredes es tiempo. Así es se necesita tiempo y ahí es donde cada cual debe pensar si le conviene o no perder ese tiempo o dejar esta tarea a profesionales. Una vez que hemos tomado esa decisión, el temple es una de las posibilidades existentes. Este producto disuelto en agua crea una solución que se usa para disolver la cola con la que se colocó el papel pintado. Lo aplicaremos con rodillo o empleando esponjas. Dejaremos que actué durante unos minutos. Pasados estos minutos veremos como el papel se despega con facilidad. Es posible que debamos dar una segunda mano de temple. Recordaremos que lo que hemos hecho es humedecer la pared, por lo que deberemos dejarla secar si queremos hacer otros trabajos. Siempre se trabaja sobre paredes secas.

Quitar papel pintado en seco

Casi todos los métodos que vamos a comentar hoy tienen una cosa en común. Se humedecen las paredes para quitar el papel pintado. Pero lo puedes intentar también en seco, por eso lo colamos aquí en medio. La ventaja de este sistema es que no tienes que esperar para la siguiente fase de pintar las paredes o empapelar de nuevo. Las paredes estarán secas y no hay que esperar a que sequen. Bien para hacerlo usaremos espátulas, la dificultad que entraña es que podemos dañar la pared si no estamos muy duchos en su manejo. Otra dificultad estriba en la cantidad de cola que se usó en su momento o la antigüedad del papel pintado al que nos enfrentamos.

Quitar Papel pintado - decoración - Pinturas Noroeste

Usando decapante a vapor

Otra técnica en la que humedecemos las paredes es con un decapante a vapor. Se trata de una herramienta con un depósito de agua que al ser calentado produce vapor. Hay distintas formas de calentar ese agua, algunas máquinas funcionan con electricidad, otras con butano. Su manejo es muy sencillo. Debemos repartir el vapor de agua por la superficie en la que vamos a quitar el papel pintado. Se suele usar una bandeja plana para distribuir correctamente el vapor. Un riesgo de usar esta técnica es que el vapor pueda reblandecer el yeso, por ello es muy importante dejar secar las paredes antes de seguir trabajando en ellas.

Usar suavizante y agua caliente

Una forma de ahorrarnos el conseguir la máquina de la que hemos hablado, o usar el temple, y usar solo cosas que tengamos en casa, es usar agua y suavizante. Es una técnica muy “casera”, agua caliente y el suavizante que usamos en la lavadora. Para distribuir la mezcla, puedes meterla en una recipiente con pulverizador. Rociamos bien todas las paredes, humedeciendo bien. Se deja reposar un cuarto de hora. Una vez pasado este tiempo desde la parte inferior podrás ir despegando el papel. Si quedan trozos que no puedan ser despegados vuelves a rociar con la mezcla de agua caliente y suavizante. Una variante de este método es cambiar el suavizante por vinagre blanco.

Quitar papel pintado

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *