Tipos de pinturas - Pinturas Noroeste

Tipos de pinturas

Hoy vamos a empezar a hablar de tipos de pinturas. Si tuviésemos que definir qué son las pinturas, hablaríamos de una sustancia que se aplica sobre una superficie. Esta sustancia puede ser liquida o viscosa. Los motivos o las funcionalidades que se buscan al aplicarse son muy variadas. Desde la protección de la superficie ante la corrosión. A los motivos meramente decorativos u ornamentales. Viendo las distintas funcionalidades de las pinturas, sus distintas consistencias, es fácil entender que existen infinidad de tipos de pinturas.

Tipos de pinturas

Cada caso, su tipo de pintura

En Pinturas Noroeste estamos acostumbrados a acometer distintos tipos de intervenciones. Todas ellas con la pintura como telón de fondo. Pinturas Noroeste, somos la mejor opción para pintar tu hogar, pintar tu oficina o negocio. Rapidez, eficacia y profesionalidad se aúnan para darte el mejor resultado posible, confía siempre en pintores profesionales.

Las pinturas, y los tipos de pinturas

Las pinturas están compuestas de unos elementos comunes independientemente de los tipos de pinturas. Así nos encontramos con que la pintura tiene una sustancia aglutinante, disolvente y por supuesto pigmentos. Luego según el tipo de pintura que usemos podrá tener otros componentes. Aditivos que le confieren las propiedades específicas de cada tipo de pintura. Vamos a ver algunos tipos de pinturas.

Tipos de pinturas - Pinturas Noroeste - Verdes

Pinturas al temple

También conocidas como pinturas al agua, en este caso el disolvente que lo compone es el agua. Como sustancia aglutinante tiene colas celulósicas. El pigmento puede ser sulfato de calcio o el yeso. Se suele usar en interiores donde no haya excesivo movimiento. Pues no son nada resistentes al roce, suelen ser pinturas de baja calidad, se aplican con brocha o rodillo.

Pinturas a la cal

En la composición de estas pinturas nos encontramos con el hidróxido de calcio, disuelto en agua. Se usan pigmentos para conseguir la coloración buscada. Su presentación suele ser en polvo para proceder a prepararla. La usamos para paredes de interior o exterior, geniales para entornos rústicos. Su principal uso ha sido y es el de blanquear las superficies. No es apta para superficies metálicas, maderas o yesos. Se usa para superficies de ladrillo o de cemento.

Pinturas al cemento

La base es el cemento blanco, podemos decir que es una pintura muy similar a las de cal. Presentada en polvo para ser mezclada y aplicada inmediatamente. Para superficies rugosas, ásperas y porosas es ideal para exterior. Muy resistente a las inclemencias meteorológicas.

Pinturas al silicato

Seguimos con la familia de las pinturas al agua. El componente principal de estas pinturas es el silicato de potasio. Se usa con pigmentos minerales que consiguen las distintas coloraciones. Pintura ideal para exteriores, en superficies de hormigón o cemento. También se puede usar en vidrio o hierro, pero no en superficies de yeso. La aplicación de este tipo de pintura es con pistola o rodillo.

Pinturas al aceite

Son unas pinturas en franco retroceso, casi sin uso actualmente. El motivo es que hay otras variedades que las han superado en prestaciones. Tanto en acabado como en resistencia. Formuladas en base a aceites naturales, los más usados el de teka o el de linaza. Si se mezclan con pigmentos sirven para coloreas madera o metales. Sin estos pigmentos se usan para la protección de la madera por ejemplo.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *